Firma del convenio de Irriman entre la UPCT y la consejería de Agricultura de Murcia

El consejero de Agricultura y Agua de Murcia y el rector de la Universidad Politécnica de Cartagena firman el convenio de colaboración sobre Irriman

IMG_0403

El consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá, y el rector de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), José Antonio Franco, han firmado un convenio de colaboración para el desarrollo de los trabajos de investigación con los que se pretende reducir en un 30 por ciento el consumo de agua en uva de mesa, melocotonero, albaricoquero, nectarino, almendro y olivo.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto europeo ‘Life+ Irriman’ sobre ‘Aplicación de un manejo eficiente del agua de riego para una agricultura sostenible’, que lidera la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad Politécnica de Cartagena.

El consejero de Agricultura subrayó que “este proyecto va a permitir a la Región de Murcia seguir liderando, ya no sólo el buen uso y gestión del agua, sino también los avances y las investigaciones que nos permiten ser referentes en este ámbito”.

IMG_0329

El proyecto, que se desarrollará hasta diciembre de 2017, cuenta con otros socios como la Consejería de Agricultura y Agua, el Cebas-CSIC, la Comunidad de Regantes de Genil-Cabra (ubicada en la cuenca del Guadalquivir), la Federación Nacional y Euromediterránea de Comunidades de Regantes (Fenacore), y la Universidad de Córdoba. También participan las comunidades de regantes de Miraflores (Jumilla) y de Campotéjar (Molina de Segura), donde se realizarán los ensayos.

Los trabajos se llevarán a cabo en una superficie de entre 6.000 y 7.000 hectáreas entre las tres comunidades de regantes que colaboran con parcelas piloto. Como parte del proyecto, se creará una página web en la que los regantes podrán acceder en tiempo real a los datos que se vayan recopilando y que posteriormente se transferirán a otros productores de la Región.

IMG_0372

Pautas de riego para cada cultivo

El objetivo es que los regantes y agricultores dispongan de la información del cultivo para que puedan establecer las pautas de riego a seguir en cada momento. El proyecto evaluará el ahorro de agua y la reducción de la energía utilizada con esta práctica, así como las emisiones de dióxido de carbono.

Cerdá destacó que éste “es uno de los pocos proyectos que la Comisión Europea ha declarado útil para conseguir un entorno ambientalmente más sostenible y reducir los impactos de los cambios del clima”. Señaló que todas estas actuaciones “implican un uso más racional, comprometido y eficiente del agua en esta región, que nos ha llevado a realizar una de las gestiones más avanzadas en recursos hídricos”.

La inversión para este proyecto es de 1,8 millones de euros, cofinanciados por la Unión Europea, dentro del programa Life+ que financia actuaciones que contribuyen al desarrollo y la aplicación de la política en materia medioambiental. El programa Life+ sustituye a una serie de instrumentos financieros dedicados al medio ambiente, entre ellos el programa ‘Life’ al que sucede.

 

IMG_0406

Ver noticia