Alejandro Pérez Pastor: “Cada vez hay una mayor conciencia de que hace falta optimizar el agua de riego”

(Entrevista publicada en el diario La Verdad al director del proyecto Irriman Life, Alejandro Pérez Pastor) Alejandro Pérez Pastor, profesor de la Escuela de Agrónomos de la UPCT, es el investigador principal del proyecto europeo Irriman Life+ para lograr buenas cosechas en áreas con riego deficitario. La iniciativa no se limita a una finca experimental, sino que se sostiene sobre su aplicación real en hasta 15.000 hectáreas de regadíos de Jumilla, Córdoba y en torno a Molina de Segura. ¿Se puede aprovechar aún mejor la poca agua que hay? Sin lugar a dudas hay mucho más margen. En la Universidad, donde trabajamos con muchísimas empresas del Sureste español, vemos que todavía es posible optimizar el agua de riego mucho más. ¿Cómo? A través fundamentalmente del uso de información. Es posible saber a través de sensores qué cantidad de agua de riego por goteo puede acoger el suelo para que las raíces la tengan fácilmente disponible y la absorba en cuanto el cultivo lo necesite. ¿Se trata de poner la gota de agua en el lugar exacto? Las raíces ya van donde está el agua, así que es más bien facilitar el acceso de esa agua que se pone a disposición del cultivo. Este tipo de sensores mide la humedad de forma continuada y nos da información para optimizar el agua y que ninguna se pierda por debajo de las raíces. ¿Cuánto más podemos reducir el uso de agua? Estamos consiguiendo ahorros del 20, del 30 y del 40%. Hay momentos fenológicos del cultivo en los que no es necesario aportar las cantidades que admite la FAO. Es lo que...

Descubre el proyecto Irriman Life en nuestro último vídeo

El objetivo principal del proyecto Irriman Life+ es poner en práctica, demostrar y difundir una estrategia de riego sostenible basado en el riego deficitario en los ecosistemas mediterráneos caracterizados por la escasez de agua. En este enlace puedes ver nuestro último vídeo: https://youtu.be/bfDGfh3HQoI El proyecto Irriman pretende promover su aceptación a gran escala y su uso en los cultivos sin afectar a los estándares de calidad exigidos por los consumidores. El objetivo es testar este sistema de riego en unas 15.000 hectáreas. Los investigadores calculan un ahorro del 30% tanto en aportaciones hídricas como en fertilizantes. Además se espera reducir en un 30 por ciento el consumo de energía. El proyecto está cofinanciado por el programa Life+ de la Unión Europea y en el mismo participan, como socios, la Universidad Politécnica de Cartagena, el CEBAS, la Consejería de Agricultura de Murcia, la Universidad de Córdoba, la Comunidad de Regantes Genil-Cabra y la Federación de Comunidades de Regantes del Mediterráneo. Irriman cuenta con la colaboración de las comunidades de regantes de Campotéjar (que agrupa parcelas de Cieza, Archena, Molina de Segura, Fortuna y Abanilla) y Miraflores (en Jumilla), ambas en la Región de Murcia, y la comunidad de regantes Genil-Cabra, en Córdoba. El proyecto Irriman es un referente para los regantes del arco mediterráneo que comparten la necesidad de producir más con menos agua, en un entorno con menos recursos per capita. Desde su puesta en marcha se están organizando diversas actividades de difusión para contribuir a dar a conocer las herramientas disponibles para el manejo y planificación de los recursos hídricos, así como cursos de especialización en riego deficitario. Además,...